Tag Archives: Quality Sport
Galería

“Jorge Lorenzo y yo hemos madurado”

8 Nov

He elegido la entrevista que le hice a Dani Pedrosa para presentarme al concurso Terra de Bloggers. ¿Qué hace falta? Una buena bitácora, donde uno pueda demostrar todo su potencial, y un buen número de lectores. Así que con vuestra ayuda vamos a por ello, a ver si puedo convertirme en bloguer oficial de Terra. El próximo día 21 tenemos que montar una muy gorda en Twitter para que me seleccionen. Id cargando vuestros tuits y retuits porque los voy a necesitar. 

Ahora, vamos al lío con Pedrosa. En este caso la contextualización es importante. La entrevista está realizada antes de su caída en San Marino, cuando el Mundial de MotoGP estaba más al rojo vivo que nunca. También se fue al suelo en Australia, en el penúltimo Gran Premio, y dijo adiós definitivamente al campeonato.

 

Un día con Pedrosa

Se celebran entrenamientos privados en el circuito de Motorland en Alcañiz. Ayer Dani Pedrosa voló sobre el asfalto.

Inalcanzable. Hoy se han torcido las cosas y Jorge Lorenzo le ha ganado la partida. Es un Mundial de dos, incluso en las tandas de entrenos.

Dani se baja de la moto en el box del equipo Repsol Honda. Se quita el casco y uno de los auxiliares le acerca una botella de bebida isotónica para hidratarse. Intercambia palabras con los mecánicos. Tienen que seguir mejorando la moto, una milésima es la distancia entre la gloria y el fracaso.

Antes de irse del circuito el equipo Repsol tendrá reunión, con Dani a la cabeza, para valorar las jornadas de entrenamientos y adaptar las mejoras. Quedan por delante un mundo para conseguir arrebatar a Lorenzo el liderato.

Dani Pedrosa tiene una cita con nosotros y, como había prometido, nada más finalizar el entrenamiento, se acerca a una sala de reuniones despejada para la ocasión. Entra con rostro preocupado, los resultados no han sido tan buenos como esperaban. Saluda amigablemente, se presta a hacer alguna foto antes de empezar. Rompemos el hielo charlando de Mourinho y Tito Violanova. Sonríe, se moja, se relaja. “Mejor hablar de motos”, interrumpo. Dani asiente. Puede ser el próximo campeón del mundo.

Antes de la entrevista nos subimos en la moto de Dani para saber qué se siente

En una temporada en la que tu baza hasta el momento ha sido la regularidad, ¿en qué crees que puedes mejorar?

La verdad es que mejorar esta muy difícil, porque la competición está muy ajustada y realmente cualquier detalle puede marcar la diferencia. Tenemos que estudiar todas las posibilidades.

¿Qué va a marcar la diferencia de aquí al final del Campeonato?

Creo que en las carreras que restan se va a seguir una línea muy parecida a la que tenemos ahora. Cada prueba se decide por detalles, es importante estar lo más arriba del podio posible y no cometer errores.

¿Tienes algún circuito marcado en rojo?

Este año todos estamos yendo muy bien en todos los circuitos, en los que nos gustan y en los que no tanto. Creo que esto seguirá así y no serán los circuitos quiénes marquen sentencia. No se puede fallar, ganará quien cometa menos errores.

¿La última vuelta en Brno ha supuesto un antes y un después en la manera de pilotar de Pedrosa?

La última vuelta en Brno fue muy emocionante por cómo se desarrolló la carrera y por el momento. Tanto Jorge como yo estuvimos a un gran nivel. Él tenía un paso por curva muy bueno, hizo el adelantamiento en la parte del circuito donde iba más rápido y yo sabía que frenaba mejor y tenía un par de puntos fuertes en la segunda parte de la vuelta donde intentar pasarle. Me concentré en hacer bien mi trazada, tapar los huecos y salió perfecto. Creo que la gente disfrutó mucho por todos los comentarios que recibí después, pero no creo que haya habido un antes y un después en mi manera de pilotar. Tenemos dos pilotajes diferentes y de hecho en esta carrera se vio que los dos son efectivos porque al final de cada vuelta los tiempos eran casi idénticos.

Parece que este año, uno debe rozar la perfección para optar a la victoria, ¿es ésta la sensación que uno tiene?

Sí, realmente es así. Aunque en las carreras uno pueda pensar que no nos adelantamos y que podemos dar más, vamos al límite de nuestras posibilidades y es muy difícil marcar la diferencia. Por esta razón en varias ocasiones vamos en tren, con pocos adelantamientos, porque hemos llegado a un nivel en el que se puede sacar muy poco más de uno mismo, de la moto y del circuito.

¿Este mundial puede ser tuyo? 

Tenemos posibilidades, está claro, pero no voy a cambiar la manera de plantearme las carreras que quedan. Lo que pasará al final nadie lo sabe; yo en lo único que quiero concentrarme es en seguir trabajando como hasta ahora, centrarme en mi pilotaje, preparar bien la moto con el equipo para cada circuito y ver hasta dónde nos lleva. La clave va a estar, como siempre, en estar en cada momento al máximo; este Mundial se lo llevará quien cometa menos errores.

¿Qué valoración haces del comportamiento de tu moto hasta este momento? ¿Sigue siendo el rebote el mayor problema? 

La moto va bastante bien. Es difícil poderla tener con la puesta a punto excelente en cada circuito. Es evidente que podría ir un poco mejor, pero considero que estamos haciendo un buen trabajo. El rebote es uno de los problemas que tenemos. Estamos intentando arreglarlo pero es difícil. Tampoco hay muchas expectativas de mejora de cara a final de la temporada.

En Silverstone os obligaron a cambiar los neumáticos, ¿los problemas y la falta de confianza con las nuevas gomas se han solucionado?

Sigue siendo difícil pilotar con este nuevo neumático; evidentemente, con el paso de las carreras nos hemos acostumbrado, pero las limitaciones siguen ahí.

Después de medio año con las 1.000cc, ¿qué valoración haces del cambio de cilindrada? ¿Hay mucha diferencia respecto el año pasado?

Sí que hay diferencia. Sobre todo en carrera, porque los neumáticos aguantan menos y esto provoca que la moto se mueva más, sea más difícil de controlar, y de entrar y salir de las curvas. Por este motivo, creo que este año hay un poco más de diferencia entre los tres primeros y el resto.

¿Es distinta esta 1.000cc a la de la primera etapa?

No, no son muy diferentes en la manera de pilotarlas. La potencia es bastante parecida. Está claro que la moto es diferente, pero a nivel de pilotaje el mayor cambio recae en los neumáticos. Los que usamos entonces eran muy diferentes comparados con los de ahora y eso varía un poco.  La principal diferencia es que con las motos de esta temporada puedes frenar más tarde e ir más rápido en las curvas. Aunque si comparamos los tiempos, son bastante similares.

Otra novedad de esta temporada ha sido la convivencia con las CRT. ¿Qué opinas sobre este cambio?

Son motos que todavía están evolucionando y no tienen, hasta el momento, un gran potencial. Ya sabemos que su objetivo este año tampoco era que estuviesen a la altura de las MotoGP. Es una innovación que está bien para tener más pilotos en parrilla y ofrecer más espectáculo. Vamos a darles tiempo.

En cuanto a resistencia física, ¿se nota el cambio de la 800cc a la 1.000cc?

Sí, pilotar la 1.000cc es más duro. He tenido que fortalecer mis hombros, después de las lesiones que tuve el año pasado. He intentado tener una buena base física para poder cargar más.

La moto ha pasado de 153kg a 157kg. ¿Estos cuatro kilos marcan alguna diferencia?

Sí, el aumento de peso se nota bastante, sobre todo en las frenadas y en los cambios de dirección. Es lo menos positivo del cambio de cilindrada.

¿La lesión de Stoner te facilita el trabajo porque tienes al equipo más centrado en tu moto?

No. A nadie le gustan las lesiones; yo he estado en esta situación en muchas ocasiones y espero que Casey se recupere bien y pueda volver. El equipo estaba igual de centrado con él, es más, creo que nos ha venido muy bien estar juntos porque el nivel ha subido en el equipo. Los dos nos apretábamos mutuamente para seguir mejorando y eso siempre es bueno. Ahora estoy yo, pero pasó exactamente lo mismo el año pasado cuando por la lesión de Le Mans me perdí algunas carreras y Casey se quedó solo. Hay que seguir igual de fuertes y dar el máximo cada vez que sales a la pista.

El año que viene formarás equipo con otro piloto español, Marc Márquez. ¿Cómo lo definirías? ¿El equipo ha puesto demasiado altas las expectativas al considerar que seréis una dupla de “ensueño”?

Las expectativas son simplemente eso. Ha pasado siempre y pasará, que la gente da su opinión antes de que pasen las cosas. También pasó conmigo cuando pasé de 250 a MotoGP, no se puede evitar. Marc es un piloto rápido y con mucho talento y llega a un buen equipo en el que, por mucho que digan, te piden resultados. Todos hemos tenido que adaptarnos y trabajar duro cuando llegas a una nueva categoría y él también lo hará. El equipo Repsol Honda siempre ha tenido buenos pilotos y ahora coincide que seremos dos españoles y quizás por eso la gente habla de ‘Dream Team’, pero los resultados lo dirán, como siempre.

¿Rossi volverá a ser en Yamaha “il doctore” de tiempos pasados? ¿Cómo es tu relación con el resto de pilotos? ¿Cómo llevas la rivalidad con Lorenzo?

El mismo Rossi dijo que él es el primero que necesita comprobar dónde está y lo que puede hacer otra vez con la Yamaha. Está claro que si ha decidido cambiar es porque cree que es mejor para él y a Rossi nunca se le puede descartar. La relación con los demás pilotos es buena y con Jorge también se ha normalizado. Los dos hemos madurado y eso se nota, nos respetamos y eso es bueno.

Eres el sexto piloto con más puestos de honor en la categoría reina. ¿Es una motivación alcanzar estas espectaculares cifras? ¿Tienes algún reto que te haga especial ilusión de igualar o superar?

Es cierto que he hecho muchos podios en MotoGP, pero no he ganado tantas veces como me hubiera gustado. Me encantaría poder lograr más victorias.

¿Cómo es Pedrosa fuera de las pistas? (Video cedido por Repsol)

¿Cómo te definirías como piloto y como persona? ¿Qué significa el motociclismo para ti?

Como piloto diría que mi mejor cualidad es la capacidad de concentración y la disciplina, pero son dos cualidades creo que imprescindibles si quieres llegar a algo en cualquier deporte. Y como persona, soy tranquilo. Quizás de más joven era un poco más impaciente, pero suelo tomarme las cosas con bastante calma. El motociclismo lo es todo, es mi vida, y cuando tienes la oportunidad de dedicarte a algo que te apasiona debes aprovecharlo y disfrutarlo al máximo.

¿Juegas con desventaja respecto a otros pilotos por el físico?

Estoy muy contento de todo lo que he conseguido y nunca me he quejado por eso. Es un tema que siempre está ahí, pero como he dicho muchas veces, mi físico es algo que no puedo cambiar por mucho que se hable de eso. Siempre intento ir mejorando cosas en mi pilotaje y en mi preparación física y me he ido adaptando a todos los cambios de reglamento: neumáticos, aumentos de peso de la moto, etc. De nada sirve pensar en las cosas que no puedes cambiar.

¿Por qué Puig apostó por ti cuando Raúl era de los más punteros? ¿Cuánto le debes a Jara en tu carrera?

Eso habría que preguntárselo a Alberto. Él nos tuvo a los dos cuando empezamos. Lo único que puedo decir de Raúl es que es un buen amigo, siempre nos hemos llevado muy bien y me ayuda mucho porque sabe de lo que está hablando. Este año me acompaña también a las carreras y su aportación es muy positiva, como la de Alberto. En el circuito está pendiente y me ayuda yendo a la pista y demás y cuando estamos fuera también va bien poder hablar de otras cosas y desconectar un poco.

¿Cuál ha sido el momento más difícil de tu carrera? ¿Qué pensaste tras la caída nada más proclamarte campeón de 125cc?

Pues prácticamente no tuve tiempo ni de pensar. Acabábamos de proclamarnos campeones del mundo en Malasia, no pudimos celebrarlo como hubiéramos querido porque teníamos la siguiente carrera en Australia y en el primer entrenamiento me vi en el suelo y con los dos tobillos rotos. Fue un palo, está claro, y un invierno muy duro con la operación, recuperación y cambio de categoría. Pero bueno, ahí está. Ya ha pasado y fuimos capaces de subirnos a una moto nueva para empezar el Mundial de 250 y ganarlo. Fue una magnífica recompensa.

¿Qué aficiones tiene Pedrosa fuera de las motos? ¿En qué piensas y cómo te motivas cuando entrenas?

Me gusta mucho la bici, que utilizo como parte de mi entrenamiento, pero también porque me gusta pedalear y disfrutar de la naturaleza. En verano me encanta hacer windsurf. Por lo demás, me gusta pasar buenos ratos con mis amigos de los que disfruto poco tiempo durante el año e ir al cine siempre que puedo.

¿Quién es tu referente?

Si hablamos de pilotos, desde pequeño siempre me ha gustado Mick Doohan, por su manera de pilotar y su determinación. También admiro mucho a Alberto.

¿Cómo es tu día a día fuera de la pista? ¿Qué te gusta hacer?

Suelo ir al gimnasio o en bicicleta por la mañana, siempre y cuando el tiempo me lo permite, ya que el frío decide mucho qué tipo de entrenamientos puedes hacer al aire libre. Cuando tengo tiempo libre y hace viento intento hacer windsurf, ya que me encanta. También intento disfrutar del lago que tengo justo en el pueblo donde vivo en Suiza.

¿Crees en Dios o eres supersticioso?

Yo diría que son manías más que nada, no creo que sean supersticiones. Y sí, soy creyente.

Un mundial en fotos

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El ‘Dream Team’ español

La temporada que viene Dani Pedrosa compartirá equipo con Marc Márquez, flamante campeón del mundo en Moto 2, en el que ya se conoce como el ‘Dream Team’ español de MotoGP. Enfrente tendrán otra dupla de ensueño, Jorge Lorenzo y Valentino Rossi. El espectáculo está servido.

Las lesiones de Dani Pedrosa

Este año las lesiones han respetado el Mundial de Dani Pedrosa. Por fin el piloto español ha podido romper la mala racha que le perseguía. No hay más que mirar la cronología de las 18 lesiones que han coartado su carrera:

2003 Phillip Island: se fractura los dos tobillos y la tibia izquierda en una caída

2005 Motegi: fractura de la cabeza del húmero izquierdo

2006 Sepang: corte profundo en la rodilla derecha y fractura del dedo gordo del pie izquierdo

2008 Sepang: fractura del dedo índice de su mano derecha

2008 Montmeló: fuerte traumatismo lumbar

2008 Sachsenring: se fractura la muñeca izquierda, se hace un esguince en un dedo de su mano derecha y se fractura otro, y sufre un esguince en su tobillo derecho por una caída

2008 Phillip Island: fuerte hematoma en su rodilla derecha

2009 Losail: se vuelve a fracturar la muñeca izquierda y pierde sustancia en la rodilla izquierda

2009 Mugello: desgarro en la cadera

2010 Motegi: se fractura la clavícula izquierda

2011 Le Mans: se fractura la clavícula derecha

Dani Pedrosa en un minuto

La entrevista publicada en el número de octubre de Quality Sport

Anuncios

La “época dorada del fútbol español” tiene un “por qué”

3 Nov

*Opinión de Joaquín Caparrós, entrenador del Mallorca, publicado en el número 8 de Quality Sport

En los últimos años estamos viviendo la época más fructífera de nuestro fútbol. Varios factores han producido este cambio positivo en nuestro deporte. Por un lado, la evolución de la formación con entrenadores más cualificados y mejor preparados, consiguiendo potenciar las cualidades de los futbolistas.

De otro lado, encontramos el papel vital de los preparadores físicos así como también su formación. Éstos, han dado un salto cualitativo en los últimos años tanto en el aspecto de preparación de futbolistas, como en el del estudio de los mismos. El seguimiento que a día de hoy se realiza de los futbolistas es mucho más exhaustivo que el llevado a cabo hace no tanto tiempo. En él, los preparadores juegan un papel vital, preparando, controlando y adaptando físicamente a los jugadores de acuerdo a cada momento de la competición.

El futbolista está siendo analizado milímetro a milímetro, con el fin de determinar posibles mejoras de rendimiento físico, técnico, táctico o psicológico. Todo ello repercute positivamente en el día a día de los profesionales que trabajamos atentos a todos estos avances y nuevos hallazgos.

El incremento en la calidad del entrenamiento técnico-táctico por parte de los entrenadores en nuestro país, también ha sido un factor diferencial. Hemos sabido reciclarnos y estar a la última en este sentido. El trabajo que se está realizando, y también el que se ha realizado en las últimas décadas, es muy bueno y ha dado sus frutos en estos años.

Finalmente, existen dos cuestiones más que confirman que el futuro parece que nos tiene preparado buenos momentos. Cada vez son más los jóvenes que se interesan por estar al frente de un banquillo. Se preparan desde edades muy tempranas, analizan jugadores, escrutan partidos, etc., y eso es muy esperanzador.

Además, venimos observando cómo cada día son más los entrenadores extranjeros que invierten su tiempo en visitarnos y en estudiar nuestros métodos y técnicas de entrenamiento y gestión de grupo, aportando también su colaboración y visión.

Se está trabajando muy duro por conseguir todos los éxitos de nuestro deporte pero está claro que los resultados avalan la forma en que estamos haciendo las cosas.

Clemete: “Messi es canterano entre comillas, y a Cristiano con 13 años le tendrían que haber mandado algún día a casa”

4 Oct

*Entrevista publicada en el Número 2 de Quality Sport, febrero de 2012

Javier Clemente sorbe café sentado en un taburete. Pie derecho en tierra, brazo en barra y silencio. La noche se cierne sobre el Club de Golf de Zarautz. Sencillo, natural, único, directo. Elude la conversación banal para ganarnos su confianza. “Tú pregunta y yo respondo, que no tengo mucho tiempo”.

¿Quién es el mejor entrenador?

El entrenador número uno es el que más gana. Yo he sido varios años el número uno porque estaba en equipos que ganaban. La calidad del entrenador es la misma estando arriba o estando abajo. El hecho de ganar o perder no te convierte en bueno o malo. Eso es cosa de la prensa, que siempre califica al entrenador.

A Guardiola le han reconocido como el mejor…

Guardiola no es el mejor entrenador del mundo. Es el que más triunfos ha conseguido. Me gusta su fútbol cuando ataca, pero cuando aguanta el balón no me gusta nada.

Usted lo conoce bien. ¿Cómo es realmente Guardiola?

Es muy buen tío. Analiza todo y ha estado siempre muy centrado en cómo jugar y en qué hacer; es un perfeccionista. De jugador era muy disciplinado. Tenía todos los argumentos para ser un buen entrenador.

Entre quienes no despierta simpatías se le acusa de falsa modestia y de cumplir con un papel.

Como nadie le coge en ningún renuncio, todo el mundo piensa que no es normal que sea modesto. Yo no pongo en duda si él en sus declaraciones y en su vida es modesto. Me lo creo. Es natural cuando actúa y es comedido en sus declaraciones porque él es comedido. Además no le veo tan modesto. Dice que su equipo es muy bueno y que los triunfos son debidos a sus jugadores, y le doy la razón.

¿Hay que tener mano derecha para manejar un vestuario en el que los subordinados ganan más que el jefe?

Un vestuario de profesionales es un vestuario de gente que quiere hacer las cosas bien y ganar. No se puede permitir que un profesional sea díscolo y no quiera acatar las normas. El entrenador aglutina al grupo. Cuando alguien no lo acepta, el que tiene que desaparecer es el futbolista.

Dicen que un futbolista juega donde quiere. ¿Un entrenador entrena donde quiere?

Un entrenador entrena donde le llaman. Donde yo quería entrenar no he entrenado nunca; bueno sí, en Bilbao. En todos los demás sitios espero a que me llamen, y si no me llaman no entreno.

¿Está con ganas de banquillo?

Siempre espero entrenar. Si tuviera que volver a ser seleccionador sería en el extranjero, pero si hablamos de un equipo, sería en España.

Hay otros como Maradona que se han derretido ante los petrodólares.

Maradona no es ejemplo de nada. Como jugador ha sido grandioso, pero como persona no ha hecho ni la mitad de lo que podía haber hecho por la juventud. No me gusta en absoluto. Ha sido un genio futbolísticamente hablando desaprovechado. Se ha salido muchas veces del tiesto. Es un ídolo con unas cualidades futbolísticas impresionantes tiradas por la borda a nivel personal.

Es muy cómodo entrenar en España, pero ¿si un jeque llama a su puerta?

Si me llama un jeque voy. También, por qué no, a China o Japón. A mí viajar no me da miedo.

¿Se plantearía de nuevo vivir en el extranjero para hacerse cargo de una selección?

No se me caen los anillos, aunque, como no soy un crío, cada vez me resulta más difícil ir a ciertos sitios.

¿Hay ahora menos movimientos en los banquillos?

Hay equipos que no tienen dinero para ficharte, otros que no me gustan y otros que no te llaman. No es tan fácil encontrar un club. A ti te seleccionan pero tú también seleccionas. Luego están los temas económicos. El fútbol está en crisis y los clubes tienen mucho menos dinero para gastar. Cada vez es más complicado trabajar, porque en muchos sitios no te pagan lo que tú quieres.

No se entiende que el fútbol gaste más de lo que ingresa.

Y los ayuntamientos, y los políticos, y las familias… Todo el mundo está viviendo por encima de sus posibilidades.

No se dejó ver mucho por Camerún.

No iba a Camerún más que para los partidos, tenía a los jugadores en Europa. He hecho un par de concentraciones allí para ver a jugadores aficionados. En África el fútbol no tiene mucha dimensión. No tienen medios y son muy pobres.

¿Cómo era su vida cuando estaba allí?

Iba de los campos de fútbol al hotel y del hotel a los campos de fútbol. He visto muy poco del país.

¿Volvería a aceptar otra aventura similar?

No. Con su idea de fútbol es casi imposible trabajar. En Camerún manda la política y el primer ministro. El ministro va por una línea y el fútbol por otra. Es una convivencia imposible. Llegabas a una concentración y te encontrabas a dos jugadores que no habías convocado, pero que los había llamado el ministro.

¿Qué hacía en esos casos? ¿Tragar?

Les dejaba estar. Eso no es tragar. Son jugadores de Camerún y entrenan contigo. Luego les pones o no les pones. Es una cultura que un europeo no entendería nunca. Hay mucho idiota que escribe sin saber nada. Para conocer qué es el fútbol en Camerún hay que conocer qué mentalidad tienen los políticos y los que mandan en África. No puedes decir que en África se están equivocando si lo miras bajo tu mentalidad. Hay que intentar entender su pensamiento, historia y costumbres. No todo es blanco o negro. Hay que saber dónde estás y ver qué se puede aceptar o cambiar por el bien del equipo.

¿Alguna vez le hizo el ministro una alineación?

El ministro te pregunta por qué juega este o el otro, pero eso también lo hacen los clubes en Primera División. Algunos presidentes aprietan más que otros.

¿Le influye lo que dice su presidente a la hora de hacer las convocatorias o los onces?

A mí no me influye. Si el presidente supiera más que tú sería el entrenador. El presidente te contrata porque tú eres el que sabes. ¿Cómo te va a presionar un presidente si tú sabes mucho más que él? Es ridículo.

¿El futuro del fútbol está en África?

África tiene un potencial futbolístico impresionante, pero es difícil que salga adelante por la pobreza y la miseria que sufre. No tiene medios ni educación escolar. Los niños no pueden jugar, porque pasan hambre.

¿Era Eto´o el que más mandaba en la selección?

Eto´o mandaba menos que yo. Era el capitán y un profesional fantástico. En Camerún es el hombre más importante, pero Eto´o no se mete en las decisiones del seleccionador. Conmigo no controlaba el vestuario, aunque le veo capaz. Es una persona que lleva tiempo en Europa y sabe que un equipo no es cosa de un jugador. Conmigo nunca se ha metido para decidir quién juega y quién no. Manda en el vestuario como capitán, pero nada más.

Volveremos a verle en la banda de San Mamés o en los despachos?

Es imposible que entrene otra vez al Athletic. Ya tengo 60 años. Con las remesas de presidentes que últimamente se presentan es difícil que pueda volver. Tampoco seré presidente. Podría haber sido manager deportivo, pero han elegido a otro.

Siempre le quedará la posibilidad de trabajar con el fútbol base.

En el Athletic me gustaría trabajar con la cantera, pero en otro equipo solo sería entrenador. Para seguir la cantera hay que vivir en la ciudad y conocerla, y yo el único ambiente futbolístico que conozco es el Athletic. Además, si fuera otro equipo ni me gustaría.

¿Cómo se vive en el País Vasco?

En Euskadi está la cosa económicamente mejor que en el resto, y mejor sin violencia. Somos el país más fuerte de España junto con Cataluña, pero ellos tienen un “marrón” muy malo, porque están encañonados. Donde mejor se vive es aquí.

Con Bielsa el Athletic empieza a funcionar.

Con Bielsa no ha ido para adelante nada. Está como estaba, en stand-by. De momento no hemos hecho nada, ni hemos ganado nada.

¿Ha cambiado el Athletic?

No hay mucho cambio con Bielsa. Están los mismos jugadores. He visto partidos del Athletic este año en los que hay momentos que juegan a tocarla y otros en los que juegan en largo.

El fútbol directo de San Mamés, poco vistoso y resultadista, parece que ya no existe.

No sé por qué algunos consideran negativo el fútbol directo y ven positivo el fútbol de toque. El único que juega bien al toque es el Barcelona. Todos los demás son imitaciones, y en el fútbol las imitaciones son peligrosas y generalmente malas.

Si hubiese tenido que tomar usted la decisión, ¿hubiera fichado a Bielsa?

No. Hubiese fichado a un entrenador vasco.

No se reconoce el estilo del Athletic desde que está Bielsa.

Falso. El estilo del Athletic no ha cambiado, y hasta el momento el juego no está dando resultado. No hay que proclamar que el Athletic lo borda porque no es así. Bielsa no es Dios, todavía no ha ganado nada.

¿Cuánto tiempo hay que darle de confianza al entrenador?

El tiempo que necesita el equipo para tener un concepto de juego bueno y que los jugadores estén a gusto. A los entrenadores habría que firmarlos por 30 años.

¿Cuánto tarda un entrenador en imprimir su estilo a un vestuario y conseguir el equipo que quiere?

Un mes. La semana anterior al inicio de la temporada tienes que haberlo conseguido. Si no, no vales. Lo que pasa es que hay entrenadores que dicen que necesitan dos años para ponerlo a punto. Claro, y a mí que me den 10.

¿Qué le pareció la salida de Aduriz de Bilbao?

Incomprensible. Yo lo fiché porque era un jugador extraordinario, y ese año nos salvamos gracias a él. Urzaiz era muy mayor y ya no rendía, Llorente no podía jugar porque era muy crío. Yo no lo hubiera soltado, pero Macua lo vendió. Yo lo hubiera repescado hace dos años.

Y le trajeron a Javi Martínez por seis millones de euros.

No conocía a Javi Martínez, y cuando me preguntaron dije que yo no lo había fichado, que había sido el servicio técnico del Athletic. No había visto jamás un partido de Javi Martínez en Segunda B.

Sus declaraciones no gustaron nada cuando su club había hecho semejante inversión en un jugador que todavía no había debutado en Primera.

En el mundo del fútbol hay una cantidad de imbéciles que te cagas. Yo dije que no le fiché, que no le conocía. De ahí no pasé. No dije que era malo ni que me disgustase su incorporación, dije que no podía hablar de él porque no le conocía.

¿No le sentó mal que la secretaría técnica y la directiva se saltaran al entrenador?

A mí me parece bien que un club fiche a un jugador que el entrenador no conoce. Otra cosas es que luego juegue o no juegue. Con el dinero del club juega el club, no el entrenador. El club ficha a un jugador que cree que es bueno y yo no lo conozco. Si luego veo que no funciona les digo que es una patata frita, que se han columpiado, pero esa es otra cuestión. A Javi Martínez no lo conocía. Si le hubiese visto jugar hubiera dicho que era un grandísimo jugador. Sin embargo, no había visto nunca a Osasuna Promesas. Seis millones por alguien de un filial parecen muchos, pero puede ser consecuencia de querer jugar sólo con gente de la casa.

¿Qué le parece la política del Athletic?

Perfecta, no la cambiaría nunca. No creo que en Bilbao haya debate al respecto. Lo hubo cuando el equipo estaba para descender, pero ahora que el equipo está bien ya no hay debate. Cuando se abra el debate se preguntará a los socios. Unos dirán que sí, otros que no, se sumará y serán más los que apuesten por la continuidad de la política. Un presidente no puede decidir eso. Duraría tres semanas en Bilbao, porque los socios se lo comerían, y yo entre ellos. Estaría en cabeza de los que se comerían al presidente.

Si el presidente elegido por todos los socios la cambia de la noche a la mañana, poco o nada se podría hacer.

Es una medida tan importante en la historia del club que debería ser consecuencia de un apoyo mayoritaria de la masa social. Es imposible que la cambie un presidente.

Parece que hay más debate fuera de Bilbao sobre la política del Athletic.

Fuera de Bilbao les importa muy poco lo que hacemos. Los del Real Madrid tienen envidia sana, igual que se tiene en San Sebastián o Pamplona. En todos los sitios les gustaría que sus jugadores fueran locales.

Quizá un día Javier Clemente vea a un extranjero con la elástica de su equipo.

Moriré sin ver un extranjero en el Athletic. Si lo viese dejaría de ir a San Mamés, porque el Athletic ya no sería lo mismo. Me haría socio del Barcelona, que gana más partidos.

O de la Real Sociedad por cercanía.

De la Real no me haría socio porque gana menos que nosotros.

Ellos juegan con extranjeros y no pasa nada.

La gente está muy equivocada. Todo es una falacia de El Correo y El Diario Vasco, que tienen la pretensión de que se rompa la política del Athletic porque son periódicos constitucionales que no quieren saber nada del nacionalismo. Siempre están metiendo cuñas para que vengan extranjeros. ¿Qué significa eso? ¿Que vengan para que el equipo sea mejor? No es así porque la Real sin extranjeros ganó la Liga dos veces y con ellos bajó a Segunda.

Algo habrá hecho el Barcelona para que Messi sea el que es.

Messi era Messi y le han pulido. Claro, también importa el modo de vivir, la disciplina, la educación y la calidad humana. Un tío que es un imbécil en el vestuario, en el terreno de juego será un imbécil. Un tío que tiene cultura y es educado, en el campo se nota.

Se traen de fuera porque mejoran lo que hay en casa.

Los jugadores que traen el Real Madrid o el Barcelona no pueden traerlos ningún otro equipo. ¿A quién vas a traer por tres pesetas? A los malos. Los buenos valen 90 millones de euros. Es como si tu padre es obrero en una fábrica y vas y te compras un Ferrari de 100 millones de pesetas. Tu padre te pegará con la azada en la cabeza y te dirá que estás loco. En los clubes pequeños pasa igual. ¿Cómo van a comprar jugadores en equipos extranjeros de alto nivel? Además, ellos no te vienen. Traes jugadores extranjeros mucho peores que los que hay aquí.

Depender sólo de la cantera es confiar en que salga alguna generación buena.

Las generaciones hay que trabajarlas. Para que salgan hay que hacer un buen trabajo con los críos desde los cinco años. Existe un pequeño factor suerte, pero del trabajo de cantera y de las escuelas viene la calidad. Si en Vizcaya no salen ahora jugadores es porque se ha hecho un trabajo horrible desde hace años.

¿Messi es canterano?

Entre comillas. Messi es cantera porque llega a PrimeraDivisión después de siete años en el club. AMessi lo ficharon con 13 años cuando era el mejorjugador de su edad en Argentina. Le han preparadobien, porque era una roca para pulir. Otra cosa esdecir que trajiste a un jugador de Argentina que estabapasando hambre, que no jugaba ni un peñazoy en siete años le hemos hecho el mejor del mundo.Eso es mentira. Ficharon al mejor niño de todaArgentina, con grandísimas cualidades. Le hanentrenado bien, por supuesto, pero no le han hechocado juega mucho mejor. Un jugador de fútbol noes solo alguien que entrena y juega. Depende de loque prime, si exclusivamente la calidad futbolísticao también la persona.

¿Qué haría usted para cambiar a Cristiano si le tuviera en el vestuario?

En el día a día no se puede hacer nada. Ya no tiene edad de aprender mucho. Cuando tiene un comportamiento que no es correcto habría que decírselo. Con 13 ó 14 años, igual algún día tenían que haberle mandado a casa. Es una pena que la gente no le quiera porque es una gran figura. Messi, en cambio, es más humilde.

¿Se puede castigar a tu mejor jugador no convocándole o dejándole en el banquillo?

Sí, pero quitarle al equipo el valor de un jugador así no se entiende, es ridículo. Hay muchos tipos de castigos. Yo eché del equipo a Sarabia y luego me echaron a mí. Era un indisciplinado que quería ser titular siempre. Salía por la noche, hacía lo que quería y lo puse fuera del equipo. Al mes estaba yo en el paro.

En el vestuario también tuvo a Fran Yeste, una zurda desaprovechada.

No era disciplinado, iba a su bola. Le ha faltado entusiasmo y ambición por querer ser más. Tenía fama de que salía de noche, pero su mayor hándicap era su falta de ambición profesional. Creo que podía haber sido internacional, pero no tenía ilusión.

¿Cuáles son los mejores jugadores que han pasado por sus manos?

Zubizarreta, Hierro, Raúl, Guardiola, Nadal, Luis Enrique, Dani, De Andrés, Argote o Goiko eran impresionantes. He tenido a los mejores jugadores de España.

¿Messi o Cristiano?

Los dos son geniales, pero Messi se deja querer y Cristiano ha acertado menos con su estilo y educación. La gente no le ha cogido afecto y eso no es bueno para su equipo.

¿Ha cambiado mucho el fútbol desde entonces?

No. Hace 20 años empezó el fútbol de alta velocidad, pero es verdad que respecto a 30 ó 40 años atrás sí que ha cambiado la condición física. Hay pedazos de equipos como Brasil, Argentina, Italia, Alemania o Inglaterra, que ya no son lo que eran.

¿Luis Aragonés o Vicente del Bosque?

Luis y Vicente han tenido mucho mérito. Luis creó un equipo con la base del Barcelona y ganó la Eurocopa, algo muy difícil. La labor de continuidad de Vicente también fue complicada y consiguió ganar el Mundial.

¿Raúl selección?

Raúl no tiene posibilidad de volver a la selección. Ha sido un jugador extraordinario y lo sigue siendo, pero su ciclo ha terminado.

Pero alguien tiene que suplir la baja de Villa.

Negredo, Soldado, Adúriz, Torres… Estar en Inglaterra y en el Chelsea es difícil, pero Torres sigue siendo Torres.

Quizá Del Bosque lleve a Torres más por una cuestión de confianza y del vestuario que por su momento de forma actual.

Si a mí me gusta un jugador le llevo. Convoco al que creo que es el mejor y tengo confianza en él. Pero no llevo a uno en el que tengo confianza y dejo a uno mejor fuera. El que hace el equipo es el seleccionador, y saca al que él cree que es mejor, y no entra a discutir ni con los periodistas ni con nadie. El mejor no es el que más goles mete.

¿Cuáles son los recuerdos futbolísticos de su carrera que más le han marcado?

Dos recuerdos negativos. Por un lado, la final de la Copa de la UEFA con el Espanyol que perdimos en penaltis (1988). Esa la teníamos a huevo para ganarla. También tengo mal recuerdo del Mundial de EEUU y el codazo a Luis Enrique. Ese año íbamos a ser campeones del mundo.

¿Tenía mejor selección que la de ahora?

Para mí, sí. Para eso era la mía. Como no vamos a poder jugar un partido entre las dos selecciones, digo que ganaríamos nosotros. Me llevaba muy bien con los jugadores que tenía. Ellos ya se han jubilado y les viene muy bien que les diga que hubieran ganado a los de ahora. Quien no esté de acuerdo que me demuestre que no es así.

¿Le gustaría estar de seleccionador en la Eurocopa?

Me encantaría con la España actual. La Eurocopa contra llevo 31 años entrenando en Primera División. Teniendo en contra al grupo Prisa, a Manolo Lama, a JJ Santos y a una retahíla de tíos poderosos que siempre me han estado dando leches por todos lados, a mí nunca me ha faltado trabajo. Sí es cierto que si los hubiera tenido a mi favor hubiera estado más reconocido, hubiera ganado más dinero, pero no hubiera sido más feliz.

No le gustan las entrevistas ni los periodistas, ¿verdad?

Los periodistas me caen bien en general y son necesarios. Pero hay ciertos periodistas que son unos cínicos mentirosos e insultan. Con esos voy a la guerra total. De esos periodistas sinvergüenzas que se venden, que insultan y que mienten hay cientos que han caído en mi camino y con esos no pierdo ni un minuto.

¿Se sentaría en una mesa con ellos?

No me sentaría a solas. Sí en un programa de radio donde yo tenga mi micrófono y ellos el suyo. Pero que no me corten el micrófono, que a mí me lo han hecho. Me han hecho muchas ‘pirulas’. Tú te vas, siguen hablando de ti y no puedes contestar. Yo me rebelo contra eso porque tengo fuerza y nunca les he necesitado.

Camacho estuvo en el Mundial. ¿Se ve usted comentando la Eurocopa?

Con JJ Santos nunca sería comentarista. Imposible.Ni por todo el oro que me quiera pagar el cojo.

¿Le queda algún periodista amigo?

Tengo muy buenos amigos y muchos son periodistas. Me llevo bien con muchos, pero muy mal con siete u ocho fuertes. Me llevo a morir con De la Morena, Paco González, Manolo Lama, el cojo… Son lo mismo aunque ahora se hayan separado. Con el resto me llevo muy bien.

La Liga española es de las mejores del mundo, si no la mejor. ¿Se atreve a dar el once ideal?

Pondría a casi todos los del Athletic, que son los que veo a menudo. Hay más de 50 jugadores que me gustan. El Barcelona tiene 15 que me encantan, el Real Madrid, Osasuna, la Real…Con cualquiera de esos estaría feliz entrenando. Para qué voy a hacer una selección. No tengo que hacer esas chorradas.

Le gustan 50 jugadores. ¿También le gustan 50 entrenadores?

Hay menos entrenadores que me gustan. Algunos no sé cómo trabajan, pero a nivel personal no me gustan nada. Por el poco respeto que tienen a los contrarios y a la modestia de los equipos.

¿Está hablando usted de Mourinho o son cosas mías?

No me cae mal Mourinho. Me enfadan algunas de sus actitudes, pero no me cae mal. Estoy hablando de algunos entrenadores que se cuelgan muchas medallas y hablan bastante mal de los rivales y los entrenadores contrarios. Esos tíos no me gustan nada.

Si tuviera que preparar ahora un partido en el Camp Nou contra el Barcelona, ¿qué haría?

Rezar. Diría: “Venga chavales vamos a rezar”. A los que son valientes les meten una goleada. Yo sería valiente, pero no lo que la gente entiende por valentía. Jugarle al ataque al Barcelona es ridículo. Hay mucho valiente ridículo al que le meten ocho o nueve goles. Si pierdo, prefiero hacerlo 1-0.

¿Real Madrid o Barcelona?

El Real Madrid ahora es superior en Liga, pero en la Champions es más difícil el Barcelona.

¿Estamos ante una Liga de dos?

Sí, y no me gusta. Tal y como está estructurado el fútbol no hay otro remedio. Va a haber Liga de dos saecula saeculorum. Pero no es por la televisión. Lo que dijo Del Nido no es correcto. El motivo no es el reparto de los derechos, sino el tema de los extranjeros, de la calidad y la fuerza económica que poseen ciudades como Madrid y Barcelona. El Sevilla, que está en una ciudad medio tiesa, con un 54% de paro y 45.000 personas en el campo, ¿cómo va a cubrir un presupuesto de 400 millones como el Real Madrid o el Barcelona? Esa cantidad no la tiene ni el Ayuntamiento de Sevilla.

Del Nido no es el único que protesta.

Cuando hablan algunos presidentes hay que agarrarse a la mesa, como cuando habla un político. Dicen unas bolas acojonantes.

¿Qué sistema de juego le convence más?

El sistema con el que juegan ahora la mayoría de los equipos es el 4-2-3-1, que lo empezamos a hacer nosotros en el Mundial de EEUU. No fue un invento mío. Se me ocurrió porque teníamos a Guardiola en el medio del campo. Ahora se sigue usando, pero yo no creo en los sistemas. Yo creo en el equipo, en el desarrollo del juego. Lo de los sistemas me parece una chorrada.

Pues nadie sabe con qué sistema contrarrestar, por ejemplo, al Barcelona.

El 4-2-3-1 es igual que el 4-3-3 que usa Guardiola.Es prácticamente lo mismo. Es un movimiento, perohay mucho neófito. Cuando el Barcelona tiene elbalón y se adelanta Cesc, es un 4-2-3-1.

Con un sistema o con otro, Guardiola ahora es la referencia.

Si estuviera en el Zaragoza no le hubieran reconocido como el mejor entrenador. Seguiría siendo él, pero no ganaría nada.

¿Qué parte de culpa tienen los entrenadores en el resultado?

Crees que los jugadores siempre hacen las cosas que hemos mandado los entrenadores. Pero hay veces que el entrenador dice: “A ver qué coño hacen estos hoy”.

Pero el once lo elige el míster.

Hay veces que el entrenador se equivoca en la alineación. Hay otras que no y el equipo juega muy mal. Piensas que van a tener un día normal y están fatal. Como no lo sabes hasta que no has visto el partido no puedes decir nada.

No entiendo qué pinta entonces un entrenador en el partido. Que me lo expliquen.

En el Mundial de Francia íbamos ganando 1-0 a Nigeria. Nos sacaron un córner. Yo avisé que Mutiu llegaba muy rápido al primer palo y que, aunque no era muy alto, era muy peligroso. En el vestuario le dije a un jugador que se anticipara para no dejarle rematar, pero se le olvidó. Nos mandaron a tomar por culo. Y al final del partido tuve que aguantar a un periodista imbécil que me decía que me había equivocado.

¿Es más difícil entrenar a un equipo grande?

Es más difícil entrenar a un equipo pequeño porque tiene peores jugadores. Tienes que enseñarles más cosas y puedes hacer menos. Con un equipo pequeño,salvarse es mucho más difícil que entrenar al Real Madrid o al Barcelona.

Pero la presión de un grande no es comparable.

Si entrenas a un grande tienes que ganar, pero para eso tienes los mejores jugadores. Yo no notaba la presión. A mí la presión me da igual. Me afecta lo mismo que me puedan echar un domingo. Lo que hace falta saber es qué coño hacen los que están ahí de corto. El entrenador debe poder revertir una mala situación, porque si no te cepillan. Hay que conseguir ser mejor o te vas a la calle.

¿Cómo actúa Clemente bajo presión?

Yo me crezco. Encima soy pequeño, así que me tengo que crecer

El dilema del 9

2 Oct

* Por Marcos López, colaborador de COPE, Marca, Marca TV, La Sexta

Calidad y saturación de nombres, momentos de forma que marcarán la lista de convocados. Excelencia posicional, Del Bosque tiene recursos varios, planes de diverso tipo y jugadores que determinan la manera de jugar. En el éxito la discusión se reduce, argumentar áreas de mejora te convierte en hereje, atreverse es morir en la hoguera por más que acciones individuales concretas hayan determinado el éxito o el fracaso. Dirigir un circo mediático, jugar con la exageración de talentos y la imposibilidad que entren todos, es perfecto para hablar y no parar en los días donde lo reseñable es vulgar.

Antes de los nombres, el juego. El ritmo lo marca el Barça, el innegociable carácter indiscutible de Casillas y la presencia de Xabi Alonso en la sala de máquinas no sirve para ocultar que el modelo de juego tiene la inspiración de la Guardiología. Todo lo que ocurra allí, por más mestizaje que haya en la convocatoria, pasará por buscar soluciones conocidas por el núcleo duro azulgrana. Tras la reflexión, la certeza. El Barça juega sin ‘9’, y no es cosa de dos días, Eto’o ya es prehistoria y los tiempos de Ibrahimovic sirvieron para recordar que sólo hay un león indomable. En ese espacio no hay nadie, la ceguera sobre esa posición de los azulgrana ya es rutina, y si hay alguien es para el momento último.

La ecuación es sencilla. Medio país hablando de Torres, Llorente, Negredo o Soldado contra medio equipo que ha perdido el hábito de mirar y descargar toda la responsabilidad en el ‘9’. Poner a uno puede ser jugar con uno menos, a no ser que sea uno de los suyos, uno que juegue a lo mismo.

No, no me he olvidado del “Guaje” Villa por más que no lo cite en la duda. Muchos se han olvidado de que Villa no juega de ‘9’, ni con Guardiola ni con Del Bosque. El killer asturiano ya es un ‘11’ desde tiempo atrás. Problemas. Buscar a uno que interprete al grupo o hacer que un jugador haga danzar a un grupo. La solución no es sencilla, asegurar que el ‘9’ no es invisible pasa por elegir uno de la cuerda. A día de hoy, tres nombres: Cesc, Silva y Mata. Fábregas lleva 15 goles y 16 asistencias y un buen número de goles con la cabeza mezclados con goles en una baldosa. Le queda temporada para firmar una tarjeta incontestable. Los números de Silva son otros, pero como Mata ya ejerce de mandamás, la responsabilidad es suya.

Alejarse del modelo pasa por tirar de doble pivote para quitar un entrelíneas y jugar con una referencia, así como hacer una lista con posiciones dobladas. Esto es, un par de ‘9’ más la opción del ‘guaje’ como ‘11’. El fútbol demuestra que vamos justos, partidos por la mínima reflejan las rondas pasadas y una certeza, tras la elección del killer surgirá un debate más complejo para el seleccionador y es que si juega un ‘9’, el dominó terminará por dejar en el banquillo a los indiscutibles del passing game y es que Xavi, Iniesta, Cesc, Silva, Mata… no caben todos pero seguro que alguno se acuerda a que con Guardiola entran esos y algunos más.

* Columna publicada en el Número 3 de Quality Sport, marzo de 2012