Archivo | Firmas invitadas RSS feed for this section

El fútbol con radio es mejor

6 Nov

* Jorge Hevia, productor de Tiempo de Juego en la Cadena COPE

Supongamos , a lo mejor es mucho suponer, que Javier Tebas y José Luis Astiazarán son los que mandan en la Liga de Fútbol Profesional. Pues desde que la manejan ha habido conflictos: con los jugadores (que llegaron a ponerse en huelga), con los aficionados, que protestan cada fin de semana por unos horarios infames… y en el más difícil todavía , con los clubes que la forman. Es decir, la Liga ha tenido problemas con la Liga. En este escenario, ¿como no iban a tener  también un jaleo con las radios? Habría sido hasta decepcionante que no nos incluyeran en su extensa lista de saraos.

No quiero entrar en las causas de la ‘guerra’ ni en quién lleva razón, como parte implicada , no sería objetivo. Sólo  recordaré que en este asunto se pusieron de acuerdo gobierno del PP y oposición del PSOE. Se pusieron de acuerdo COPE y SER (y todas las demás emisoras) y hasta se pusieron de acuerdo Mourinho y Guardiola. Todos a favor de las radios. No hay más preguntas señoría.

Ahora estamos dentro de los estadios otra vez. De manera provisional  y pagando 98 euros por cada partido al que vamos. Pero estamos dentro que es de lo que se trata. Porque nuestra idea siempre ha ido que esta no fuera una batalla del oyente. En el año en el que hemos estado contando lo que pasaba en los campos, sin entrar, o entrando a escondidas, hay gente que nos ha preguntado: “¿Por qué os moleta tanto que no os dejen pasar , si casi no se nota?” Cada vez que nos lo decían era una pequeña victoria. De eso se trataba, que no se notase. Que el producto siguiese siendo el mismo que cuando trabajamos en condiciones adecuadas. Para conseguirlo, o intentarlo, sólo hubo que hacer una cosa: trabajar más y con más imaginación (receta que funciona para solucionar casi todo en esta vida, por cierto). Nos subimos a grúas y azoteas, instalamos líneas en bares, colegios o casas particulares cercanas a los estadios, colamos micrófonos en los campos entre las ropas, o donde se pudiera. Cuenta la leyenda incluso que uno de nuestros compañeros, descubierto micrófono en ristre,  alegó que venia de un karaoke. Los narradores se aclimataron a narrar los partidos por la tele y los inalámbricos se acostumbraron a trabajar en  la grada, rodeados de aficionados que les ofrecían indistintamente su bocata  y su opinión.

Hicimos todo eso  y haremos lo que haga falta. Por muchas razones. Porque el fútbol y la radio se ayudan y se complementan, aunque a ciertos niveles ya no quieran o sepan verlo. Porque la radio con fútbol mola. Pero sobre todo , porque como dijo Paco González , director de Tiempo de Juego, “el fútbol , con radio , es mejor”.

 

La “época dorada del fútbol español” tiene un “por qué”

3 Nov

*Opinión de Joaquín Caparrós, entrenador del Mallorca, publicado en el número 8 de Quality Sport

En los últimos años estamos viviendo la época más fructífera de nuestro fútbol. Varios factores han producido este cambio positivo en nuestro deporte. Por un lado, la evolución de la formación con entrenadores más cualificados y mejor preparados, consiguiendo potenciar las cualidades de los futbolistas.

De otro lado, encontramos el papel vital de los preparadores físicos así como también su formación. Éstos, han dado un salto cualitativo en los últimos años tanto en el aspecto de preparación de futbolistas, como en el del estudio de los mismos. El seguimiento que a día de hoy se realiza de los futbolistas es mucho más exhaustivo que el llevado a cabo hace no tanto tiempo. En él, los preparadores juegan un papel vital, preparando, controlando y adaptando físicamente a los jugadores de acuerdo a cada momento de la competición.

El futbolista está siendo analizado milímetro a milímetro, con el fin de determinar posibles mejoras de rendimiento físico, técnico, táctico o psicológico. Todo ello repercute positivamente en el día a día de los profesionales que trabajamos atentos a todos estos avances y nuevos hallazgos.

El incremento en la calidad del entrenamiento técnico-táctico por parte de los entrenadores en nuestro país, también ha sido un factor diferencial. Hemos sabido reciclarnos y estar a la última en este sentido. El trabajo que se está realizando, y también el que se ha realizado en las últimas décadas, es muy bueno y ha dado sus frutos en estos años.

Finalmente, existen dos cuestiones más que confirman que el futuro parece que nos tiene preparado buenos momentos. Cada vez son más los jóvenes que se interesan por estar al frente de un banquillo. Se preparan desde edades muy tempranas, analizan jugadores, escrutan partidos, etc., y eso es muy esperanzador.

Además, venimos observando cómo cada día son más los entrenadores extranjeros que invierten su tiempo en visitarnos y en estudiar nuestros métodos y técnicas de entrenamiento y gestión de grupo, aportando también su colaboración y visión.

Se está trabajando muy duro por conseguir todos los éxitos de nuestro deporte pero está claro que los resultados avalan la forma en que estamos haciendo las cosas.

Aquel lunes de enero

3 Oct

* Pepe Domingo Castaño, Tiempo de Juego, Cadena COPE

El pasado lunes 9 de enero se despedía con un regusto extraño que venía de Zurich con la luna llena. Aunque la realidad y los pronósticos estaban en contra de nuestros deseos, nos quedaba esa mínima dosis de esperanza, ésa que no se pierde hasta el último momento. Cierto que todo apuntaba a Messi desde que la FIFA se sacó de la manga un triunvirato con poca batalla. A los que amamos el fútbol, y la humildad, y la casta, y el estilo, y la elegancia, y la calidad humana y profesional, nos hubiera encantado que el nombre de Xavi Hernández destrozase esa tarde suiza todas las previsiones. Sin negarle ni uno sólo de sus enormes méritos a Messi, el fútbol le debía a Xavi este galardón. Va a ser difícil que el catalán vuelva a tener otra oportunidad de consagrarse ante el mundo como catalizador de una selección imbatible y un Barça histórico.

Todo depende de que la pelotita entre en la próxima cita europea y de que Guardiola repita su escaparate de éxitos. Los optimistas creen, a pies juntillas, que la Roja tendrá patente de récord cuando Julio empiece calentar vacaciones. Mucho me temo que hay pecados de soberbia en el fútbol que suelen ser mortales de necesidad. Respecto a Guardiola, los profetas de este país de tertulia deportiva permanente vaticinan apoteosis en la hoja de ruta azulgrana, sin poder asegurar si será en la Liga o en la Champions donde repitan machada. Y aunque todas estas circunstancias se unan en torno a Xavi, todos creemos que éste era su año definitivo y que los trenes no pasan tantas veces seguidas. Repite Messi entre los más grandes de esta historia dorada de votos y balones. Sólo unos pocos han logrado subir al cielo del fútbol tres veces tres. Ahí queda su vertiginosa forma de hacer fácil lo difícil, el dominio mágico del balón, que en sus pies cobra vida, esos goles que nacen de la inspiración y la belleza. Así es Messi, imprevisible y genial, sin duda el mejor del mundo jugando a esto. Junto a él, Guardiola estrenaba el mismo día galardón en el banquillo del mundo. Y en el once ideal de todas las Ligas, nueve jugadores con el pasaporte de la mejor Liga del mundo. Sólo nos faltó el nombre de Xavi en el corazón español de aquel lunes. Y es que en el fútbol, como en la vida, la justicia llevada al extremo, a veces, no deja de ser una tremenda injusticia.

* Columna publicada en el Número 2 de Quality Sport

El dilema del 9

2 Oct

* Por Marcos López, colaborador de COPE, Marca, Marca TV, La Sexta

Calidad y saturación de nombres, momentos de forma que marcarán la lista de convocados. Excelencia posicional, Del Bosque tiene recursos varios, planes de diverso tipo y jugadores que determinan la manera de jugar. En el éxito la discusión se reduce, argumentar áreas de mejora te convierte en hereje, atreverse es morir en la hoguera por más que acciones individuales concretas hayan determinado el éxito o el fracaso. Dirigir un circo mediático, jugar con la exageración de talentos y la imposibilidad que entren todos, es perfecto para hablar y no parar en los días donde lo reseñable es vulgar.

Antes de los nombres, el juego. El ritmo lo marca el Barça, el innegociable carácter indiscutible de Casillas y la presencia de Xabi Alonso en la sala de máquinas no sirve para ocultar que el modelo de juego tiene la inspiración de la Guardiología. Todo lo que ocurra allí, por más mestizaje que haya en la convocatoria, pasará por buscar soluciones conocidas por el núcleo duro azulgrana. Tras la reflexión, la certeza. El Barça juega sin ‘9’, y no es cosa de dos días, Eto’o ya es prehistoria y los tiempos de Ibrahimovic sirvieron para recordar que sólo hay un león indomable. En ese espacio no hay nadie, la ceguera sobre esa posición de los azulgrana ya es rutina, y si hay alguien es para el momento último.

La ecuación es sencilla. Medio país hablando de Torres, Llorente, Negredo o Soldado contra medio equipo que ha perdido el hábito de mirar y descargar toda la responsabilidad en el ‘9’. Poner a uno puede ser jugar con uno menos, a no ser que sea uno de los suyos, uno que juegue a lo mismo.

No, no me he olvidado del “Guaje” Villa por más que no lo cite en la duda. Muchos se han olvidado de que Villa no juega de ‘9’, ni con Guardiola ni con Del Bosque. El killer asturiano ya es un ‘11’ desde tiempo atrás. Problemas. Buscar a uno que interprete al grupo o hacer que un jugador haga danzar a un grupo. La solución no es sencilla, asegurar que el ‘9’ no es invisible pasa por elegir uno de la cuerda. A día de hoy, tres nombres: Cesc, Silva y Mata. Fábregas lleva 15 goles y 16 asistencias y un buen número de goles con la cabeza mezclados con goles en una baldosa. Le queda temporada para firmar una tarjeta incontestable. Los números de Silva son otros, pero como Mata ya ejerce de mandamás, la responsabilidad es suya.

Alejarse del modelo pasa por tirar de doble pivote para quitar un entrelíneas y jugar con una referencia, así como hacer una lista con posiciones dobladas. Esto es, un par de ‘9’ más la opción del ‘guaje’ como ‘11’. El fútbol demuestra que vamos justos, partidos por la mínima reflejan las rondas pasadas y una certeza, tras la elección del killer surgirá un debate más complejo para el seleccionador y es que si juega un ‘9’, el dominó terminará por dejar en el banquillo a los indiscutibles del passing game y es que Xavi, Iniesta, Cesc, Silva, Mata… no caben todos pero seguro que alguno se acuerda a que con Guardiola entran esos y algunos más.

* Columna publicada en el Número 3 de Quality Sport, marzo de 2012