La Selección no puede ser rentable para las televisiones

19 Oct

El partido entre España y Francia se convirtió en el encuentro de clasificación más seguido desde hace 16 años, con una audiencia de 8.982.000 espectadores y una cuota de pantalla para ‘La1’ del 44’1%.  

En plena polémica por la rentabilidad de las retransmisiones televisivas por los partidos de la Selección, el dato parece respaldar a quienes consideran que el fútbol es rentable, sin embargo se queda lejos de ser un buen negocio desde el punto de vista económico.

Hay que tener en cuenta que un partido de fútbol tiene un tiempo muy limitado para la publicidad. Con la programación planteada por RTVE, podemos tomar como posibilidad el tiempo para la previa (15 minutos), el descanso (15 minutos) y el post-partido (15 minutos).

Aunque el programador saturara los tres espacios con una cantidad poco recomendable de anuncios, estaríamos hablando de no más de 32 minutos de emisión de ‘spots’ durante toda la retransmisión (10 en la previa, 12 en el descanso y otros 10 en el post-partido).

En la franja horaria en la que se emitió el partido, considerada como ‘prime time’, la cadena que más caro vende su tiempo es Tele5: 20.000 euros por un spot de 20 segundos. Las cuentas no salen. Sin negociar, pagando el máximo y saturando la retransmisión de publicidad, nos encontraríamos con un ingreso de 1.920.000 euros.

Sólo queda por contemplar  la publicidad sobreimpresa en la imagen en el transcurso del encuentro y otros patrocinios como la ropa que visten los periodistas, que se podría comercializar.

Por el España-Bielorrusia, de menor interés que el duelo ante Francia, la operadora pedía 1´5 millones por su retransmisión. Difícilmente una cadena privada podría haber sacado beneficio.

RTVE paga 43 millones de euros a la Federación Española de Fútbol por los derechos de todos los partidos jugados en casa (en el paquete incluye la retransmisión de la selección sub-21 y la selección de fútbol sala). Cada partido de España saldría, aproximadamente, por unos cuatro millones de euros.

Con la situación del mercado publicitario y los precios de los derechos televisivos, parece muy complicado poder rentabilizar los partidos de la campeona del mundo.

Cabe recordar que TVE no tiene anuncios, sólo patrocinios, por lo que la inversión en la Selección es un negocio relacionado con la imagen y el interés público más que con la recuperación del dinero invertido.

Es cierto que la cadena poseedora de los derechos consigue audiencias millonarias durante el partido. Por norma general, los partidos de la Selección se sitúan entre los eventos más vistos del año por televisión, y ayuda a las cadenas a posicionarse como las más vistas, ganando prestigio, imagen de marca e incluso anunciantes.

Por lo tanto, no estamos ante una operación que deba medirse en sí misma, puesto que lejos de ser un negocio rentable sería uno de los peores negocios que se puedan hacer, sino que tenemos que hablar de una importante rentabilidad intangible para justificar la adquisición de los derechos futbolísiticos para su emisión en abierto.

Pasa algo similar con otros deportes como la Fórmula 1. Tanto Tele5, como La Sexta, como Antena 3, han reconocido que la emisión del Mundial no es rentable, pero que aporta presencia, marca y audiencias millonarias a las cadenas.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: