Aquel lunes de enero

3 Oct

* Pepe Domingo Castaño, Tiempo de Juego, Cadena COPE

El pasado lunes 9 de enero se despedía con un regusto extraño que venía de Zurich con la luna llena. Aunque la realidad y los pronósticos estaban en contra de nuestros deseos, nos quedaba esa mínima dosis de esperanza, ésa que no se pierde hasta el último momento. Cierto que todo apuntaba a Messi desde que la FIFA se sacó de la manga un triunvirato con poca batalla. A los que amamos el fútbol, y la humildad, y la casta, y el estilo, y la elegancia, y la calidad humana y profesional, nos hubiera encantado que el nombre de Xavi Hernández destrozase esa tarde suiza todas las previsiones. Sin negarle ni uno sólo de sus enormes méritos a Messi, el fútbol le debía a Xavi este galardón. Va a ser difícil que el catalán vuelva a tener otra oportunidad de consagrarse ante el mundo como catalizador de una selección imbatible y un Barça histórico.

Todo depende de que la pelotita entre en la próxima cita europea y de que Guardiola repita su escaparate de éxitos. Los optimistas creen, a pies juntillas, que la Roja tendrá patente de récord cuando Julio empiece calentar vacaciones. Mucho me temo que hay pecados de soberbia en el fútbol que suelen ser mortales de necesidad. Respecto a Guardiola, los profetas de este país de tertulia deportiva permanente vaticinan apoteosis en la hoja de ruta azulgrana, sin poder asegurar si será en la Liga o en la Champions donde repitan machada. Y aunque todas estas circunstancias se unan en torno a Xavi, todos creemos que éste era su año definitivo y que los trenes no pasan tantas veces seguidas. Repite Messi entre los más grandes de esta historia dorada de votos y balones. Sólo unos pocos han logrado subir al cielo del fútbol tres veces tres. Ahí queda su vertiginosa forma de hacer fácil lo difícil, el dominio mágico del balón, que en sus pies cobra vida, esos goles que nacen de la inspiración y la belleza. Así es Messi, imprevisible y genial, sin duda el mejor del mundo jugando a esto. Junto a él, Guardiola estrenaba el mismo día galardón en el banquillo del mundo. Y en el once ideal de todas las Ligas, nueve jugadores con el pasaporte de la mejor Liga del mundo. Sólo nos faltó el nombre de Xavi en el corazón español de aquel lunes. Y es que en el fútbol, como en la vida, la justicia llevada al extremo, a veces, no deja de ser una tremenda injusticia.

* Columna publicada en el Número 2 de Quality Sport

Anuncios

Una respuesta to “Aquel lunes de enero”

  1. Randall febrero 18, 2013 a 3:58 am #

    “Aquel lunes de enero ” was in fact a wonderful post.

    However, if it had a lot more photographs it might be possibly even much better.
    Take care ,Matthew

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: